Recent Posts

Lo que más disfruta un bebé cuando está dentro de la pancita de mamá

El embarazo es la etapa más hermosa que puede tener una mujer, aun cuando los vómitos, mareos y algunos malestares del proceso embrionario puedan atacarnos, sigue valiendo la pena y los recuerdos jamás se irán de nuestra mente.

Tener un bebé es una bendición, indiferentemente de la sociedad en la que vivamos, además, ellos pueden percibir lo que nosotras sentimos, queremos y vivimos, por eso es muy importante que te mantengas serena. Ahora, así como ellos sienten lo mismo que nosotras, también disfrutan una que otra cosa dentro de la panza.


6 aspectos que tu bebé disfruta dentro de tu panza



Cuando comes dulces:

A partir de las 16 semanas el bebé aprende a diferenciar los sabores entre el líquido amniótico y lo que tú consumes. Obviamente las cosas dulces van a gustarle mucho más que los nutrientes que se les proporciona, pero no es recomendable consumirlos muy a menudo porque puedes desarrollarle alguna enfermedad, por ejemplo, la diabetes. Procura comer dulces naturales como las frutas.

Las melodías musicales:

Así como la música tiene influencia sobre nosotros, también la tienen para los bebés en el útero. Las melodías suaves relajan a tu pequeño y estimulan los millones de células que están en proceso de formación, incluyendo las de su sistema nervioso, lo cual es bueno porque desarrolla su cerebro con más eficacia.


Ama cuando le hablas:

Está comprobado que la voz de la madre tiene un efecto relajante en los bebés aun cuando estos no han nacido. Puedes hablarle a partir de la semana 20, lapso en el cual ellos pueden identificar los sonidos del exterior de la barriga. Dile que lo quieres,háblale de tu día y exprésale lo mucho que lo esperas. Su padre también puede interactuar con él, de manera que se cree un lazo entre los tres.

Adora el momento en el que acaricias tu panza:

Los médicos han realizado estudios referentes a la reacción que tienen los niños al tacto de la madre sobre su barriga y los resultados han sido totalmente asombrosos, pues ellos pueden responder a esos estímulos como si los estuvieran tocando a ellos directamente. Por este motivo, es completamente recomendable acariciar tu panza cada vez que puedas, sobre todo cuando le hablas.

Siempre querrá que estés relajada:

Como se mencionó con anterioridad, los pequeños sienten las emociones de las madres y es algo normal sentir algo de estrés durante el embarazo, pero no es nada bueno para el bebé porque él también se puede volver un poco inquieto. Si sientes que tu paz se está desvaneciendo, escucha música, haz yoga, sal a caminar o simplemente coloca una película y préstale atención.



Le gustan tus antojos:

El chocolate, el helado, los caramelos, algunas grasas como las hamburguesas… Todo eso le gusta a tu pequeño y es muy común que quieras consumirlos la mayor parte del tiempo, sin embargo, ya sabes que no debes hacerlo prolongadamente.