Recent Posts

¿Cómo desbloquear el nervio ciático?: 2 formas sencillas de aliviar el dolor


Los dolores crónicos fácilmente son los peores de todos porque nos obligan a vivir con ellos a pesar de que no queramos. Es difícil combatirlos y no sabemos cómo hacerlo, porque no hay acceso fácil a este tipo de información.

Lo que sucede con el nervio ciático es justo esto: cuando se inflaman los músculos a su alrededor, causa un dolor incomparable y produce mucho malestar en quien padezca este doloroso y complicado mal.

El dolor ciático es particularmente complicado, pues se trata de un nervio que está en la parte inferior de la espalda. El dolor que se siente es agudo y cegador, por lo que cualquiera querría evitarlo a toda costa.

Pero hay soluciones aún si no lo sabías. Sí, hay maneras de combatir este horrible dolor y no tendrás que pasar tus días soportándolo, a pesar de que eso creías anteriormente. Acaba con el dolor del nervio ciático con estos simples ejercicios.

TODO EL DOLOR DEL NERVIO CIÁTICO, ELIMINADO

El dolor del nervio ciático se caracteriza por ser muy agudo y por aparecer principalmente en personas de avanzada edad. Sucede muy a menudo en adultos, pero también se han documentado casos en que ocurren en personas más jóvenes.


El dolor se extiende desde el nervio y afecta desde los glúteos hasta la movilidad de las piernas, por lo que se trata de algo muy peligroso que no debemos tomarnos a la ligera. Podrías tener accidentes por culpa de este dolor.

Los médicos siempre nos ofrecen respuestas que al final sólo nos llevan al consumo de pastillas, en este caso de antiinflamatorios, Pero estos medicamentos no siempre nos son útiles, y de hecho pueden perjudicar nuestro cuerpo de otras maneras.

Por esto hay quienes han buscado soluciones más sencillas al dolor ciático y han dado con ellas. Seguramente no esperabas descubrir que este dolor tan cegador puede eliminarse con sencillos ejercicios:

Ejercicio #1: estírate sobre una superficie plana. Luego recoge tu rodilla y llévala hacia arriba, a tu hombro. Espera a sentir el tirón del músculo que denota la tensión y detente. Mantén tu posición por 30 segundos y vuelve a estirar la pierna. Repite varias veces, buscando agilizar tus movimientos cada vez más.

Ejercicio #2: repite el mismo ejercicio anterior, pero con una diferencia: al estirar la pierna, debes cruzarla por encima de la otra. Luego realiza el ejercicio de nuevo, con ambas piernas dobladas. Esta posición es más complicada pero muy buena para combatir estos dolores. Mantén la posición por 30 segundos y vuelve a hacerlo con la otra pierna.

Estos simples ejercicios van a hacer maravillas por tu cuerpo y para controlar tus dolores ciáticos. Pruébalos, no te vas a decepcionar.

Fuente: retoadelgaza.com