Recent Posts

Borra las várices definitivamente con solo utilizar este único ingrediente.


Si hay algo contra lo que muchas mujeres debemos batallar es con las molestas várices, que en ocasiones generan dolor, además de ser antiestéticas y obligarnos a cubrir nuestras piernas.


Esas venas que se notan a simple vista de color verde o azulado debajo de la piel, suelen afectar principalmente a las mujeres, pero también a los hombres y no sólo las encontramos en las piernas, porque de hecho, las hemorroides también son venas varicosas.


Las válvulas que componen las venas bombean la sangre siempre hacia el corazón, pero si en ocasiones se dañan, o no son lo suficientemente resistentes, esa sangre ya no fluye de manera adecuada y se estanca dentro de las venas.


Cuando las venas se ensanchan como producto de este estancamiento de sangre, se producen las várices tal como las conocemos, afectando principalmente a personas obesas, a quienes tienen antecedentes familiares o quienes llevan una vida extremadamente sedentaria. También suelen aparecer durante el embarazo.

Pero para ayudarte con este problema, existe un remedio natural que hoy queremos compartir para que sea utilizado por todos aquellos que lo necesiten.


Sólo necesitarás un ingrediente fácil de obtener y que seguramente tengas en tu cocina: aceite de oliva.

Para aliviar tu problema de várices con aceite de oliva, sigue los siguientes pasos:

- Antes de comenzar, realiza una exfoliación profunda de tus piernas para retirar células muertas y todo tipo de impurezas. Además de las cremas que se destinan para este fin puedes utilizar un exfoliante casero preparado a base de azúcar, avena, leche y miel. No sólo te servirá como exfoliante sino que al mismo tiempo todos estos elementos aportan nutrientes a la piel.

- Coloca un poco de aceite de oliva en un recipiente de plástico o de vidrio apto para microondas.

- Calienta el aceite unos pocos segundos hasta que esté tibio.

- Toma un poco del aceite, distribúyelo en tus manos y frota la zona afectada masajeando desde los tobillos hacia arriba.

- Realiza masajes suaves y de manera circular.

- Esto reactivará la circulación de tus piernas que es el principal problema por el cual se generan las várices.

- Realiza estos masajes todos los días hasta que poco a poco notarás como tus várices van desapareciendo.

No dejes de prestar atención a tus várices, porque si no reciben la atención adecuada pueden acarrear complicaciones más severas como infecciones, trombosis, hemorragias y otras.

Otros consejos:

Como en todas las cosas casi siempre la prevención es lo que mejor funciona y las várices no escapan a este consejo. Si tienes una actividad laboral que te obliga estar muchas horas sentada, o de pie; intenta relajar tus piernas al menos una vez por hora ya sea caminando durante unos pocos minutos o sentándote con las piernas estiradas y elevadas. Una misma postura durante mucho tiempo no favorece a la buena circulación incrementando el problema de várices.

También la ropa juega un rol importante, ya que las prendas demasiado ajustadas que ejercen presión durante mucho tiempo sobre las zonas afectadas empeoran el problema de várices.

Fuente: saludable.guru