Recent Posts

¿SUFRES DE DOLORES EN LOS TALONES? HE AQUÍ LA MANERA NATURAL DE CURARLO EN CASA …


Aunque los dolores de talón son más común en mujeres que hombres, nadie se encuentra exento de padecerlo. Estos dolores están asociados al excesivo estiramiento de la banda de tejidos conjuntivos que cubren los músculos de la fascia plantar.


Los dolores de talón son conocidos también como espolón calcáneo, las personas que usualmente padecen de este problema tienen pies muy arqueados, son personas con sobrepeso o que hacen movimientos bruscos con los pies en actividades físicas, o pueden ser personas de pie plano y contracturas en el tendón de Aquiles que aumentan la tensión en la zona que cubre los músculos y puede causar la pronta aparición de espolones.



Para quienes sufren de este problema, los síntomas que lo aquejan son dolores punzantes en la zona donde se encuentra la prominencia ósea, es importante resaltar que al despertar los dolores serán más intensos, pues el reposo del talón intensifica más su dolor. 

¡NO MÁS DOLORES DE TALÓN! CÚRATE DESDE LA COMODIDAD DE TU CASA




Aunque los médicos aseguran que la principal solución es utilizar zapatos cómodos que se ajusten a la forma del pie, sin causarle mayor esfuerzo al músculo ni al hueso para soportar el peso, existen formas de curar esta enfermedad desde tú casa.

Con magnesio, alcalinos, masajes y agua será suficiente para decirle adiós a los dolores de espolón.

El magnesio es un mineral que ayuda prontamente en la sanación de los espolones, pues brinda propiedades al organismo que con el tiempo se van dejando de producir naturalmente. Un baño de agua tibia con una taza de sales de Epsom, te sanará. También se pueden consumir alimentos ricos en magnesio como el aguacate, frijoles o plátanos.

Los alcalinos se recomiendan consumir antes de la aparición del espolón, pues ayuda a su prevención. Las frutas como cambur, cereza, brócoli o patatas dulces son ricas en potasio y brindan propiedades alcalinas al organismo.

Por su parte, los masajes con aceites esenciales como coco o almendras ayudan a distribuir de manera equilibrada el flujo localizado en la zona del espolón.

fuente:datossaludables.com