Recent Posts

5 Formas de Acabar con el Mal Olor y Infección Vaginal



Es normal que tu vagina tenga un ligero olor. Sin embargo, si sientes que tiene un olor muy fuerte, como un olor a pescado o un olor desagradable, podría ser un síntoma de alguna enfermedad o problema de salud.[1] El olor podría venir acompañado de otros síntomas, como escozor, ardor, irritación o flujo vaginal.

[2] En general, si tienes mal olor vaginal pero no presentas otros síntomas, es posible que el olor no sea anormal.[3] Existen muchas infecciones que normalmente se encuentran en tu vagina y que podrían ocasionar un olor desagradable y puedes usar remedios caseros, así como productos profesionales, para eliminarlo rápido.

1
No te hagas duchas vaginales. Las duchas vaginales, que son cuando metes agua o un agente de limpieza en tu vagina, en realidad puede eliminar las bacterias saludables de tu vagina y empujar una infección (si es que ya hay alguna presente) hacia tu útero, empeorando tu problema.[4]

Tampoco debes usar rociadores femeninos, que son otra forma de duchas vaginales que pueden irritar tu vagina o causar una reacción alérgica.
Recuerda que tu vagina se limpia de forma natural. Siempre y cuando mantengas una buena higiene vaginal, no es necesario que la limpies o que interfieras en su proceso de limpieza natural.


2
Enjuaga tu vagina cuando te duches o te bañes. Asegúrate de mantener tu vagina limpia enjuagándote con agua y un jabón suave y sin aroma, incluso en tus labios vaginales.[5]
En tu vagina, no debes usar jabones fuertes ni con aroma, ya que pueden irritar la delicada piel de esta área.




3
Usa ropa suelta y ropa interior de algodón. Esto aumentará el flujo de aire a tu ingle, en especial cuando hagas ejercicios o sudes, y evitará una acumulación de humedad, lo que después puede disminuir cualquier olor causado por el sudor o las bacterias.[6]
Siempre debes cambiar tu ropa deportiva en cuanto termines de hacer ejercicios. No te quedes con la ropa húmeda y sudorosa más tiempo de lo necesario, ya que puede dar lugar a olores desagradables.
Siempre debes usar ropa interior limpia todos los días para impedir el crecimiento de bacterias y el mal olor.



4
Límpiate desde adelante hacia atrás cuando vayas al baño. Evita propagar las bacterias de la parte trasera hacia tu vagina limpiándote de adelante hacia atrás después de hacer tus necesidades. Esto te asegurará que tu vagina esté libre de bacterias que puedan causarte un mal olor y una posible infección.[7]



5
Cambia tu tampón o toalla higiénica cada cuatro o seis horas. Mantén una buena higiene durante tu ciclo menstrual cambiando tu tampón o toalla higiénica cada cuatro o seis horas con diligencia. Esto evitará una acumulación de mal olor y te asegurará que tu vagina no se irrite durante tu ciclo menstrual.[8]
Cambiar tu tampón con frecuencia también te asegurará que no te olvides de sacártelo, lo cual puede causar un olor desagradable y es posible que también te ocasione graves problemas de salud.