“Cuando viste su bracito gritaste con un dolor palpable”

El desgarrador mensaje de Marco Gil ha consternado a los usuarios de las redes sociales. El hombre utilizó este medio para agradecer a un soldado del Ejército por haber esforzado para tratar de salvar a su esposa e hija, luego de que quedaran atrapadas bajo los escombros después de registrara el fuerte sismo de 7.1 en México.



Fue el pasado martes cuando el terremoto terminó con la vida de cientos de personas entre ellas la esposa e hija de Marco. Para ello, el hombre mostró su agradecimiento al soldado que intentó ponerlas a salvo pero que lamentablemente en el intento murieron.




“Gracias por que sin saberlo me regalaste la oportunidad de despedirme de mi esposa e hija, gracias porque sin dudarlo arriésgate tu vida bajo los escombros y junto con los demás diste hasta el último esfuerzo para rescatarle, supe que cuando viste su bracito bajo aquel escombro ese 19 de septiembre gritaste con un dolor palpable e insoportable, desgarraste tu garganta y tus lágrimas brotaron como si hubiese sido tu propia sangre quien hallabas sin vida, gracias por entregarla a mi guerrero Zeus González, gracias por soportar aquella loza que cayó sobre tu cara para rescatar a mi niña, y sin saber gracias por hacerme soñar con un posible milagro gracias a Dios por alistarte en el Ejército Mexicano y gracias a tus tropas y oficiales por ponerte ahí, en ese preciso instante para darlo todo por mis mujeres !, fue el desgarrador mensaje que Marco publicó en su perfil de Facebook.

En el mensaje el usuario pidió la ayuda de la ciudadanía para encontrar al soldado que dio hasta su último esfuerzo por ponerlas a salvo, pero que tristemente fallecieron en el intento.



“A ti te saludo hermano soldado, por ti desenvaino mi espada de dolor y ante ti la presento como muestra de mi mayor respeto, admiración y estima. Si alguien lo conoce ayúdeme a llegar hasta él, para poder estrecharle mi corazón que aunque destrozado… Le estará agradecido toda la vida. Un recuerdo para ellos de gloria. Morelos aguanta, México se levanta”, concluyó el mensaje.




El mensaje conmocionó a miles de usuarios de la red quienes aplaudieron el gesto del hombre y a la misma vez le desearon pronta resignación.


OTRA HISTORIA

El pasado 19 de septiembre, el colombiano Julián Astudillo perdió a sus dos hijos en el terremoto de 7.1 grados que sacudió el centro de México. Él se encontraba en Cali.

En declaraciones a medios colombianos, narró cómo empezó la pesadilla: al enterarse del sismo, llamó a la madre de sus hijos, mexicana y quien vivía con ellos en la unidad habitacional Erasmo Castellanos, en la calzada de Tlalpan.

Ella le respondió que no estaba en casa, que los pequeños, Julián Andrés, de 11 años, y Jimena, de 6, se habían quedado ahí porque justo ese día no habían ido a la escuela, y que iba a ver cómo estaban. La angustia comenzó.
“Se quisieron quedar en la casa y sucedió lo que sucedió. De un edificio de cinco pisos se les cayeron tres encima. Estaban asfixiados y lo más doloroso es que murieron abrazaditos”, declaró Julián a medios colombianos.

En un video difundido por el diario colombiano El Tiempo (GDA), Julián contó que los niños estuvieron bajo los escombros desde el momento del temblor y hasta las 11 de la mañana del miércoles.

“Los niños se escuchaban, de dos a seis de la tarde -del lunes- todavía; se escuchaba que gritaban y todo, pero ya después no volvieron a escucharlos”, dijo, mientras se preparaba para viajar a México, donde está previsto que los pequeños fueran enterrados este viernes.


Julián, quien vivió en México durante 15 años, estaba en Cali por trabajo y, según Noticias Caracol, viajaba a ver a sus hijos “cuando podía”, pero hace cinco años que no los veía por problemas económicos.




Si te Gusto el Articulo, Regalanos un Me Gusta

Te Recomendamos