Mi nieto: el pedacito de cielo que la vida me regaló... Vale la pena leer



Los abuelos son esas personas que hacen o hicieron nuestra vida más feliz con su cariño y su amor incondicional.

Esto es así porque ellos quieren siempre lo mejor para sus nietos, ese querido regalo que reciben de sus hijos.



Hoy queremos demostrarte qué es lo que un abuelo siente por sus nietos con una bonita reflexión hecha de corazón.

Los nietos significan para ellos mucho más de lo que uno cree y por eso deberíamos darles aún más valor.

Continúa leyendo para conocer esta maravillosa reflexión que te ayudará a ver lo que un nieto significa para ellos.


Excelente reflexión que demuestra que los nietos son todo para sus abuelos

Esta reflexión la escribió una abuela para que su nieto la guardara por siempre.

De sus palabras debemos aprender qué es lo que los nietos significan para todos los abuelos.

Ellos siempre estarán ahí para cuidarte y darte cariño, sin importar las condiciones.

Lamentablemente, muchas veces nos olvidamos de ellos cuando se vuelven ancianos y nos da pereza visitarlos.

Pero con esta hermosa reflexión te quedarás pensando y querrás ver a tus abuelos cuanto antes

Reflexión de una abuela para su nieto

El mejor regalo que mi hijo me hizo jamás, ha sido mi nieto.

Con mi nieto pude entender mucho más a mi hijo y conocerlo de verdad.

Todo mi tiempo pertenece incondicionalmente a mi nieto quien, con su mirada y su sonrisa, vuelve felices mis días.

Es increíble que una persona tan pequeña me haya devuelto la ilusión y la fe en la humanidad.

Nunca podría haber creído que algo tan perfecto como un nieto podría existir.

Por eso lleno mi casa con sus fotos, porque él es mi orgullo y mi vida entera.

Mi nieto es el mejor premio que me podría haber dado la vida por haber criado a mi hijo con amor.

Soy feliz simplemente pensando en él, abrazándolo y cumpliéndole sus deseos.

Pero además mi nieto representa mi pasado, mi presente y mi futuro. Es él el símbolo de la unión de nuestra familia.

Hoy en día, mi nieto es mi mejor amigo y mi mayor confidente. Por el daría la vida.

A través de su mirada puedo transportarme hacia mis tiempos de juventud y rememorar con nostalgia.


Nunca dejaré de amar a mi nieto, suceda lo que suceda.

Él me enseñó acerca del amor más puro que pueda existir.

Fuente: retoadelgaza.com



Si te Gusto el Articulo, Regalanos un Me Gusta

Te Recomendamos