Dueña de un café dejó a hombre sin hogar trabajar por el día. Tras 2 semanas, ella entra y sigue ahí


Marcus es el nombre del protagonista de esta historia. El no tiene familia, hogar y mucho menos dinero siquiera para poder comprarse algo de comida.


Este hombre acostumbraba caminar por las calles de su ciudad pidiendo limosna para tratar de poder comer aunque sea una vez al día.

Un día cambio su rutina de pedir dinero en la calle y entro a el Cafe Abis. Dentro estaba la dueña Cesia Abigail a quien Marcus le pidió dinero.

Enseguida Cesia le pregunto por que no tenia trabajo y ademas el replico “sabes que en esta vida nada es gratis verdad”. Mientras Marcus pensaba en como responderle.



UNA MUESTRA MAS DE QUE TODOS MERECEMOS UNA OPORTUNIDAD EN ESTA VIDA

Marcus le respondió que el sabia que en la vida nada era gratis, que lo que mas quería era un trabajo pero todas las personas se lo negaban pues tenia un historial lleno de delitos graves.

Cesia estaba teniendo problemas con su negocio, las ventas iban mal y no le haría mal tener un par de manos ayudando en su negocio. Así que le pregunto a Marcus si quería trabajar, a el de inmediato se le formo una enorme sonrisa y dijo “haré lo que sea por un plato de comida”.





Ahora Marcus lleva 2 semanas trabajando en el Cafe, cubre turnos de 2 horas en donde se encarga de lavar la loza y de sacar la basura. Cuando termina su trabajo con el dinero que gana, compra un plato de comida en el mismo café. El menciona que es su forma de contribuir para que el negocio mejore.



Marcus es ahora otra persona, ha dejado de delinquir y ha retomado confianza en si mismo para rehacer su vida. Incluso Cesia platico que un día lo vio envolviendo medio sándwich de su comida y dárselo a una mujer sin hogar.


Si te Gusto el Articulo, Regalanos un Me Gusta

Te Recomendamos