Una mamá abandonó a su hijo recién nacido. Ahora mira qué pasa cuando la enfermera quita la manta…


Un hijo debe y debería ser lo más preciado para una madre. Traer una nueva vida a este mundo debe ser la experiencia más especial que un ser humano puede experimentar. Benditas mujeres.


Dan igual los síntomas molestos como los mareos y el sobrepeso. Dan igual todas esas visitas al doctor, todos esos gastos extras por el nuevo bebé. Todo lo que rodea a la creación de una nueva vida, de un hijo Les pura felicidad.

Ahora si en una situación complicada a una madre le toca tener a un problema con cierta discapacidad física o mental la cosa no cambia. Esa madre lo va a amar y cuidar sin importar las dificultades que la vida le traiga, ella será siempre su apoyo.

Desgraciadamente existen historias donde las cosas no son así. Eso le paso a este bebé de nombre Gabe Adams, un niño que nació en Brasil y fue abandonado cuando apenas llego a este mundo. Su madre al ver los “problemas” con los que nació su hijo, pensó que lo mejor que podía hacer era simplemente abandonarlo.


Lo que parece haber asustado a esta mujer que no puede ser llamada madre, es que su pequeño hijo había nacido sin piernas ni brazos. Así que lo dejo solo en el hospital y no se supo más de ella.

A partir de ese momento el pequeño Gabe ha sido todo un ejemplo de vida. Este pequeño fue adoptado por una familia de EEUU misma que lo ha apoyado en todo para que sea una persona auto-suficiente y que su discapacidad no sea un obstáculo para cumplir sus sueños.

Janelle Adams, la madre adoptiva de Gabe ha mencionado que se han pasado la vida enseñándole a Gabe que no tiene por qué sentirse inferior a nadie pues el vale tanto como cualquier otra persona, su discapacidad no lo hace menos.

En el siguiente video puedes conocer más de la vida de este valiente niño que sin duda es digno de ser admirado por todos:


Si te Gusto el Articulo, Regalanos un Me Gusta

Te Recomendamos